jueves, 24 de julio de 2008

Mito: La leyenda continua...

Dejamos el capítulo anterior en 2004. Los primeros ensayos fueron en la casa de Juan Pablo, quien tras sendos reclamos de la vecindad, debimos buscar otro lugar en donde enaltecer la gola. No nos fuimos muy lejos. Unas cuadras más hacia el centro de Palermo Holywood (joligud). Avalón, lugar de danzas, relax y movimientos de estiramiento, se vio invadido por estos sujetos. Los primeros ensayos fueron un sin fin de clásicos de murgas. “Se van los patos”, “Los pájaros” y muchos más. Para octubre de ese año Leonel, Diego, Antonio, Juan Pablo, Esteban, Jordi, Hugo y Jordán se aprontaban para la primera cantada en público como grupo con la colaboración de Lautaro. El feliz evento no era otro que el casamiento de uno de los integrantes: Antonio.



Luego del evento se incorporaron nuevos integrantes: Kike y su banda para darle fuerza a la cuerda de sobreprimos y el joven Juancri.

Antes de terminar el año, se armó un ensayo abierto en el cual los amigos se "deleitaron" con nuestro canto... y algunos hasta se animaron a cantar.

El año de 2005 llegó con un par de presentaciones, un casamiento de un amigo de los nuestros en Escobar. No cobramos, es cierto, pero comimos un asadito buenísimo.

El segundo de ellos fue en la Terraza de María. Frío, no se podía saltar (anticipaba lo que podía pasar en lo de los Desakatados?) y fue el momento en que cantamos con el mayor número de integrantes, aunque no duró mucho.



El tiempo fue pasando y apareciendo inquietudes nuevas. La primer aparición fue la bajada del 2005, la cual (a entender de este humilde escriba) fue el detonante de la motivación. Su aparición provocó un quiebre: ambicionar un espectáculo 100 % propio. Interín, el grupo sufrió algunas bajas (Hugo, Jordán, Pablo, Alejandro, Gustavo y Jordi, aunque este último siempre quedó ligado a la murga) y algunas altas (Juancri).

Al borde de la catástrofe, los integrantes dieron un golpe de timón. Intentaron un cambio en la conducción de la murga. Hubo un fallido intento en el cambio de lugar (Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires) y volvimos a Avalon en donde Juancri hacía sus primeras armas como director. Se fueron sumando los muchachos (Leonardo, Javier y Kike que volvió). Ya con ese mini plantel de murga, con los clásicos como caballito de batalla y las ganas abocadas para comenzar una nueva etapa en donde muchos se sumarían a ese sueño. Pero eso lo dejamos para otro post.

Nos seguimos leyendo...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Eh! en mi casa también se ensayaba ¿Se acuerdan? Corrían la cama y las mesitas de luz y cantaban como podían. Y pensar que ahora me quejo de los ensayos de la del 2º piso...
Saludos
Carolina Fan (fundadora del Fan Club LCF)

El ex primo Pablo dijo...

Compañeros, se me pianta un lagrimón al recordar los primeros pasos de La Cuerda, en algunos de ellos los acompañé. Se que hace tiempo me alejé por problemas personales, y después no pude volver por mis horarios laborales chinos. Siempre que cantan estoy laburando -además, no es fácil ir a verlos, me embarga la emoción-, pero espero reencontrarme y brindar con ustedes, que fueron excelentes compañeros y son cada vez mejores murguistas. Para mí fue una etapa hermosa y se los agradezco.
Salud!